Fish

miércoles, 25 de mayo de 2011

los principales exponentes de la danza en Mexico




NELLY Y GLORIA CAMPOBELLO
fotografia de Nelly Campobello



La carrera de Campobello estuvo enfocada a la danza en primera estancia, gracias a ella los ritmos y las danzas indígenas fueron rescatados, valoradas y presentadas al mundo aderezadas con su gran talento, el cual añadió algunos elementos para enriquecerlas.

Así pues su relación con algunos artistas importantes de su época como Orozco, le permitió hacer de sus presentaciones verdades obras de arte, ya que trabajaba con ellos para crear los escenarios, los telones y lograr así una atmósfera que se conjugaba con la fuerza que tenía en el escenario. Y es que aquellos que la conocieron y pudieron admirar lo que hacía bailando, la gracia, el talento, la soltura de sus movimientos a la par de la personalidad y belleza de Campobello.

A lado de su hermana Gloria Campobello, Nelly fundó el Ballet de la Ciudad de México y fue pilar fundamental de la Escuela Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y, desarrolló una labor no sólo como intérprete, coreógrafa, investigadora y formadora de varias generaciones de bailarines, sino también destacó en el campo de la literatura, escribió poesía, cuento y crónica.

Aunque gran parte de la información de la vida y obra de Campobello se intuye por su presencia en el escenario y por los escritos que realizara años después de su incursión en la danza, la literatura le permitió fluir en una cascada de poesía en Yo, en la que se retrata la naturaleza de Nelly, así como en las narraciones sobre la Revolución, en la obra Apuntes sobre la vida militar de Francisco Villa y Cartucho, que se divide en tres capítulos: Hombres fuertes, Fusilados y En el fuego. Esta última ha sido considerada como una de las mejores novelas sobre la Revolución. Su vida familiar y la visión que sobre su madre tenía es clara en la obra Las manos de Mamá, 1947.


No obstante la gloria alcanzada por Nelly fue empañada por el misterio que envuelve su muerte y es que este caso es una herida abierta en la comunidad artística ya que a más de 20 años de su muerte este crimen no ha sido esclarecido.

Y es que como sucediera en 1984, el libro recientemente publicado por César Delgado, ha esparcido las cenizas de un hecho que no termina de esclarecerse. Esta vez, con una minuciosa investigación del caso Delgado se internó en la vida y los documentos que sobre el caso se tienen para tratar de explicarlo. Y es que la legendaria artista de la danza y escritora de la Revolución mexicana, desapareció de la escena de la vida. El misterio de su secuestro rondó durante más de doce años en el ambiente cultural de México.

El libro Nelly Campobello. Crónica de un secuestro, de César Delgado Martínez, realizado con el apoyo del Fonca, cuenta, a partir de una investigación exhaustiva --sustentada en documentos y entrevistas--, la historia de terror que vivió la bailarina y escritora en los últimos días de su vida. Además, el texto hace un recuento de la vida y la obra de la artista nacida en Villa Ocampo, Durango, el 7 de noviembre de 1900.

Durante doce años no se supo nada sobre el paradero de Campobello. El 21 de febrero de 1998 la bailarina debería aparecer en el Palacio de Bellas Artes, para recibir un reconocimiento junto con otros profesores. Nelly nunca apareció y este hecho desencadenó en la creación de la Comisión ¿Dónde está Nelly?, la cual, encabezada por César Delgado Martínez y Guadalupe de la Luz Pereyra, interpuso una denuncia de hechos y/o querella en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, así como una queja en la Comisión de Derechos Humanos, para saber el paradero de la artista.


Fotografia de Gloria Campobello








MARÍA DEL PILAR ROJA DEL OLMO



Nació en Torreón, Coahuila, México, el 13 de septiembre de 1932. Hija de españoles, y siendo la mayor de cuatro hermanos, Pilar realiza sus estudios fundamentales (danza, primaria y secundaria) en Torreón. Baila en Torreón con su hermana Milagros, que con apenas seis años de edad ganó un premio por bailar la jota acompañada por su padre.
“Empezó a bailar en Torreón, en las romerías. Bailaba con los paisanos de su padre. Bailaba muy bien la jota vasca, la castellana y la aragonesa. También veía las películas y tomaba pasos de ahí. Ella sola se ponía sus bailes, desde muy pequeña le gusta bailar. see montaba sus propias coreografías, siempre le ha gustado eso de ejecutar lo que ella ha inventado antes, ya sea en juegos, en sueños, o en la seriedad y la soledad de mí misma”.
En 1950 se traslada a la Ciudad de México donde inicia su aprendizaje con el Maestro Óscar Tarriba, quien le aconseja que se dedique profesionalmente a la danza. Entre 1950 y 1953, Pilar viaja a España y perfecciona sus modalidades flamencas con Juan Sánchez El Estampío. Penetra en los secretos de la Escuela Bolera con Ángel Pericet e incursiona en la Escuela Folklorica mediante las enseñanzas de Elvira Real (1951 – 1953), primera bailarina del ballet de Pilar López.


Para 1960, Pilar afina sus capacidades con José Domingo Samperio, y se adentra en los variados tipos de música barroca española e italiana, dominándola, acompañándola con castañuelas de concierto. En 1968 estudia con Regla Ortega en España, y ese mismo año, Pilar contrae matrimonio con el poeta español Luis Rius, continuando sus presentaciones en los teatros más afamados de España, donde es reconocida internacionalmente. A partir de 1970, en México descubre al Maestro que habría de acompañarla toda su vida, indicándole los secretos de la coreografía y refinando sus ya reconocidas cualidades como bailarina: Manolo Vargas. En 1984 fallece el poeta Luis Rius. Pilar continúa su vida profesional, concentrándose en su arte, en su pasión, inspirada en la danza clásica española, que sigue llevando a muchos lugares más del mundo.
La enorme, profunda y larga trayectoria de Pilar Rioja abarca desde 1938 hasta la fecha, presentándose con éxito, y siendo galardonada con diferentes reconocimientos, a lo largo de todo el interior de la República Mexicana, así como de países de diversos continentes, tales como España, Viena, Bulgaria, Estados Unidos, Canadá, las distintas repúblicas de la ex Unión Soviética, Argentina, Costa Rica, Cuba, Nicaragua, Guatemala, Colombia, sólo por citar unos cuantos. Pilar ha sido musa de escultores como David Narudnisky, José Luis Padilla y Joaquín Arias, pintores como Héctor Javier, Antonio Peyri y Alfaro Siqueiros, así como de grandes poetas como Luis Rius, Juan Duch y Alfonso Simone. Su increíble trayectoria no sólo abarca presentaciones, sino que además incluye la impartición de una serie de cursos a bailarines y escuelas, conferencias, así como la creación de magníficas coreografías, entre las que destacan “El Retablo del Mirlo Blanco”, “Mística y Erótica del Barroco”, entre otras.







SONIA AMELIO


Conocida internacionalmente como la mejor crotalísta del mundo y prima ballerina, nacida en la ciudad de México realizó sus estudios de concertista de piano en el Conservatorio Nacional de Música, a la vez de la carrera de bailarina clásica. A la edad de 6 años, presentó su primer concierto como solista de piano en el Palacio de Bellas Artes y seis meses más tarde en el Teatro Esperanza Iris, hoy Teatro de la Ciudad, como bailarina, donde se le catalogó como niña prodigio, obteniendo con ello su primer premio de una cadena que a la fecha suman más de 350 preseas nacionales e internacionales.

La mejor crotalísta del Mundo.

Es la artista mexicana más reconocida mundialmente, y los escenarios de los principales teatros de ópera y ballet de los cinco continentes dan testimonio de su creación, al elevar los crótalos a nivel sinfónico y danzar al mismo tiempo sus propias coreografías con la música de los grandes maestros: Bach, Beethoven, Lizt, Paganini entre otros. Cada nota es interpretada con magistral técnica y exquisita estética musical, y se ve reflejada en los movimientos rítmicamente exactos de los pies, lo cual le ha valido la opinión de la crítica en el sentido de que el arte de Sonia Amelio es una nueva expresión de la danza y la música clásica. Ha ofrecido conciertos en casi todo el mundo. En remotos países, entre otros Kenia, Etiopía, Sudáfrica, Marruecos, Tailandia, Turquía, Líbano, Vietnam, India, Israel, Hong Kong, Japón, Australia, Egipto, donde en su tercer viaje, inauguró el nuevo teatro del famoso Centro Cultural de El Cairo. En sus múltiples viajes por China, ha impartido clases de su estilo, tanto en el Instituto Coreográfico de Pekín, como en el de Danzas y Cantos Orientales de la propia capital donde, además, les montó una coreografía a los maestros y alumnos avanzados, misma que han sido llevada por todo el mundo bajo el lema “Danza al estilo Sonia Amelio”. En casi todos los países de los cinco continentes la han visto y aplaudido, destacándose en Rusia donde se ha presentado en 16 ocasiones, siendo además miembro del Directorio del Instituto Ana Pavlova en Moscú. Una presentación muy significativa y de reelevante éxito fue su debut como concertista de crótalos que realizó con la Sinfónica de Novosivirsk, lo cual ha repetido con muy variadas orquestas, en ocasiones dirigiendo al unísono de tocar sus crótalos en diversos países de América, Asia, Africa y Europa, en cuya última gira por Alemania tocó como solista con la orquesta de Reutlingen ante un público de más de dos mil quinientas personas, y posteriormente en el Festival de Avelino en Italia, con la Orquesta de San Luis Potosí, ante un auditorio similar con igual éxito. Cabe destacar, que en su primera gira, el gran compositor soviético Aram Jachaturiam, le dedicó la obra “La Viuda Valenciana” para ser puesta en su estilo, y como caso insólito para montarla le fueron proporcionados del Ballet Bolshoi, el primer bailarín Serguei Radchenko para ser su partner, así como un bailarín de carácter y un cuerpo de bailarinas, complementadas con otras del Ballet Clásico de Moscú.


Sonia Amelio se ha hecho acreedora a múltiples homenajes, pudiéndose nombrar
en los Estados Unidos el del Kennedy Center de Washington y en San
Diego, donde existe un Instituto y su respectivo museo “Sonia Amelio”.
En reciente gira por Asia, medio Oriente, Europa y África, se presentó en el VI
Festival Internacional de Danza y Música en China como solista, en tanto otros
21 países concurrieron con diversos conjuntos de entre 15 y 40 bailarines con
lo más representativo de sus danzas y música, sin embargo, Sonia obtuvo las
dos preseas de Oro, y 4 premios especiales, así como en Manila, dentro del
marco del 50, aniversario de Relaciones México Filipinas, se hizo acreedora de
varias distinciones entre ellas la entrega de las llaves de la Ciudad.
Una de sus últimas giras fue su quinta visita a Cuba donde le premiaron con
la Giraldilla, máxima presea de la Ciudad de la Habana, así como el diploma
de Huésped distinguida y el premio de la Gitana Tropical.
En México, le han ofrecido diversos homenajes pudiéndose mencionar el de
la ciudad capital, donde el Jefe de Gobierno del Distrito Federal le otorgó el
Premio Ciudad de México, por ser Embajadora artística de México en el mundo,
realizando además una serie de conciertos didácticos en los reclusorios del
DF, y realizando asimismo una serie de conciertos en la Secretaría de la
Defensa Nacional, Secretaría de Gobernación, Instituto Politécnico Nacional y
en diversos Estados. Cabe destacar que desde hace tres años se instituyo el
premio SONIA AMELIO, para galardonar a lo más importante de la cultura y el
arte.

Una parte fundamental en sus carrera ha
sido su trabajo como actríz, participando
en 14 películas nacionales y extranjeras,
teatro, series de televisión así como ser
conductora de sus propios programas. Ha
sido dirigida por Emilio Fernández, Sam
Pekimpah, Toshiro Mifune, Alejandro
Jodorosky, entre otros, siendo galardonada
en diversos festivales internacionales.
Sería largo enumerar la serie de
homenajes que ha recibido la
Amelio y las giras programadas en
su calendario futuro, por ello solo
nos resta afirmar que esta genial
artista conjuga en si misma el ser
Concertista de piano, Prima Ballerina,
Coreógrafa Internacional,
Directora de Orquesta y Entrevistadora
de grandes personalidades







GLORIA CONTRERAS


Gloria Contreras, fenómeno humanístico de la Danza

Hace más de siete décadas México vio nacer a una de sus máximas creadoras en el ámbito dancísitico. Su nombre, María del Carmen Gloria Contreras y Roeniger, un icono mundial del arte del cuerpo en movimiento.

La historia no puede prescindir de ella. Para las nuevas generaciones es una referencia obligada. Ha sido una mujer que ha logrado ser profeta en su tierra, pero también una gran conquistadora de culturas ajenas a su idiosincrasia. Ha sabido traspasar las fronteras de su país natal; ha pisado escenarios importantes de Estados Unidos, Europa y América Latina.

Hace 36 años dio vida a una agrupación clave en el movimiento dancístico mexicano: el Taller Coreográfico de la UNAM. Esta ha sido su máxima ventana de difusión de una danza con profunda carga humanística. En sus coreografías ha plasmado las emociones y los sentimientos del ser humano: desde la alegría y el amor, hasta la tristeza, angustia, soledad y muerte.

Muchos han sido los reconocimientos que ha sumado a lo largo de su vida profesional. Grandes satisfacciones tras su ardua labor en los escenarios. Reflejos de una larga carrera llena de vicisitudes para sobrevivir. El más reciente, el máximo galardón que puede recibir un creador en nuestro país: el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2006, en el rubro de las Bellas Artes.

La historia ha hecho justicia a la discípula de Nelsy Dambré, Pierre Vladimiroff, Felia Doubrovska, Anatole Oboukhoff, Muriel Stuart, George Balanchine y Carola Trier. No han sido en vano sus esfuerzos. Otros de sus estímulos el Premio Universidad Nacional 1995 en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura y el Premio Guillermina Bravo, otorgado por el Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López.

La creatividad de la maestra Contreras es interminable. Lo ha demostrado en sus más de 180 piezas de su autoría, en las que ha utilizado música que va desde el siglo XIV, hasta composiciones contemporáneas.

De Contreras se debe enaltecer su compromiso social. Fue de las primeras coreógrafas que se preocupó por hacer de la danza un espectáculo popular. Ha promovido funciones en distintas espacios y plazas para que sea un arte accesible para todas las clases sociales.

Su labor no se ha limitado a la composición de obras. Su incansable faena se ha extendido a la docencia y a la literatura. Ha editado 19 libros sobre fotografía, metódica, dibujo, poesía y ensayo, todo relacionado con su pasión: la danza.

Quien es actual miembro del Consejo Internacional de la Danza de la UNESCO y de la Academia de las Artes, no imagina su vida alejada de la danza. Ha sido su motor. No obstante su edad, no pierde su jovialidad, misma que ha enriquecido con su contacto con los jóvenes, a quienes ha brindado infinidad de oportunidades para despuntar en este oficio.

Mucho se ha escrito sobre el legado de Contreras. Sin embargo, las mejores críticas han realzado su frescura, vitalidad, originalidad, elegancia e innovación estética.

































































































































































































































































1 comentario: